Calle Embajadores

Toda esta zona está súper de moda, más aún desde que Lavapiés fue coronado como el barrio más “cool” del mundo según la revista Time Out. Pero este post va, específicamente, sobre mis favoritos de la Calle Embajadores. Tendré que crear una sección de barrios y hablar de todo Lavapiés, ¡jajaja!

Empieza el recorrido subiendo la calle a partir de la Glorieta de Embajadores y allí mismito tendrás La Tabacalera. La antigua casa de tabaco es ahora un centro de arte alternativo, que yo definiría como moderno y decadente a la vez. Por fuera el edificio tiene una pared llena de “graffitis” y dentro se hacen exposiciones temporales de arte, diseño y fotografía. Se ha ido ganando su fama con apuestas arriesgadas y poco convencionales así que seguro que encuentras algo interesante al visitarla.

Caminando hacia la Plaza del Cascorro -lugar que forma parte de El Rastro los domingos, por cierto – hay unas cuantas cosas chulas que me encantan. Primero tienes “Craft against the machine”, solo con el nombre ya me ganó. Venden cervezas artesanales, pero fue en su día una peluquería; los azulejos de la entrada lo dicen todo y hasta podrían confundir a algún despistado jajaja. En la tienda Johnny and Velvet, justo en frente, consigues ropa “vintage” y de segunda mano para todos los gustos. Café Lap, un poco más arriba, ofrece las mejores tostas de aguacate de la zona. Y en la librería TuuuLibrería tienen un concepto bien interesante: se aceptan donaciones, la cantidad que puedas y quieras, y te llevas a cambio todos los libros que te quepan en la mano. Es un continuo intercambio de libros usados. El Teatro Kamikaze Pavón, es el punto de reunión más conocido en la calle. Pasa un rato por la cafetería/bar en la planta baja, todo aquí es muy castizo y te va a encantar.

Llegaste a la Plaza de Cascorro y, si es domingo, estarás en medio del mercado callejero más famoso de la ciudad: El Rastro. Pero si te interesa saber cómo es la plaza, (y la zona en general) sin mercado, ven cualquier otro día. Te sorprenderás y de la mejor manera. Al final te dejé un vídeo de una de las calles principales sin mercado, para que veas a qué me refiero.

La parte más ruidosa del barrio está en otras calles, pero Embajadores es marchosa sin ser escandalosa. Si lo que quieres es la fiesta y las calles llenas de terrazas, te desplazas 5 minutos hacia la Plaza de Lavapiés y sus alrededores y listo. En cualquier caso, no dejes de caminar por este tramo tan castizo de Madrid.

Esta es una de las calles principales en la que disfrutas del Rastro los domingos. Irreconocible, ¿verdad?