Plenti

Un amigo me trajo a uno de sus sitios de confianza, a donde viene varias veces por semana a tomar café y algo más. Y como no hay nada mejor que confirmar buenas recomendaciones, ¡estaba encantada! El sitio es pequeño, pero de lo más acogedor. Paredes blancas y muebles de madera, plantas, revistas y alguna obra artística de amigos de la casa que puedes comprar. No está en un sitio de paso en el Barrio de Las Letras, pero aun así no dejó de entrar gente en el rato que estuve allí.

Foto: Alejandro Murciano

El café está buenísimo, las tartas son caseras y los zumos y tostas están hechos en el momento con ingredientes muy sanos. Yo me comí una cazuela de huevos con espinacas, nata y nueces que estaba divinaaaaa. De postre probé el bizcocho de plátano que también me encantó; lo que tenían en el mostrador se veía divino, incluida la granola. Todos los platos que vi pasar hacia otras mesas son caseros y se veían tan bien, o mejor, que lo que nosotros comimos.

Fotos: Alejandro Murciano

Los dueños hablan inglés, detalle que atrae a muchos turistas o extranjeros que conocen el barrio. Lo que más me gusta de Plenti es que parece estar lleno de vecinos y gente de la zona que van hasta con sus perros. Han creado un verdadero club de “fans” con su amabilidad, se nota que los dueños te atienden personalmente. La música está a un volumen que no molesta, mas bien acompaña y tienen wifi. Así que si todavía no lo conoces, no dejes de hacerlo porque te vas a llevar una grata sorpresa. Los chicos todavía no tienen página web pero los puedes encontrar en su página de facebook.

P.D: la mayoría de las fotos que puedes ver en este "post" son de mi querido amigo y fotógrafo Alejandro Murciano. No te pierdas su galería.